Presentación




prueba de escribir

La Escuela Profesional de Danza Mónica Gómez nace en el año 2000 gracias al esfuerzo, dedicación, especial amor a la danza y a todo lo relacionado con la docencia que siente su creadora, y que pone el broche a un trabajo comenzado hace más de veinte años por dos antiguas profesoras y ahora amigas que sembraron la semilla que dió como fruto esta escuela en su momento, y que a día de hoy todavía perdura.

Mónica Gómez es profesora titulada de danza española por el Conservatorio Profesional de Danza de Granada desde 1997, con más de veinte años de experiencia en el sector, 10 de ellos desarrollados y dirigidos básicamente a la especialización de la docencia impartida sobre los diferentes grupos adaptándola a las distintas necesidades que cada uno de ellos requiere, como pueden ser la preparación a las pruebas de acceso al nivel elemental y grado medio del conservatorio, donde se destaca el alto porcentaje de aprobados en dichas pruebas.

Otras ramas son las dedicadas a la formación en ballet clásico, danza española y danza contemporánea, la cual se complementa con diferentes asignaturas como historia de la danza, expresión corporal, anatomía de la danza, caracterización y maquillaje e iniciación músical.

Cabe destacar en su currículum las sesiones formativas recibidas a través de seminarios o cursillos e impartidos por algunos de los más prestigiosos y conocidos maestros como Jose Antonio Ruiz (Coreógrafo y bailarín, en la actualidad, director del Ballet Nacional de España), Ana María Bueno (Profesora de Danza Clásica Española del Conservatorio de Madrid), Aida Gómez (Directora, coreógrafa y bailarina de clásico español), Ramón Oller (Coreógrafo y director de la compañía Metros), Merche Esmeralda (Importante figura del flamenco y baile español), María Giménez (Bailarina de danza clásica que dirige su propia compañía), Eloy Pericet (Coreógrafo de danza española) y Javier Latorre (Director y coreógrafo de danza española).

La Escuela Profesional de danza Mónica Gómez realiza anualmente un Festival que presenta una muestra coreográfica, donde se persigue como objetivo fundamental el desarrollo de la personalidad artística de los alumnos buscando para ello mejorar su base académica, y despertando en ellos un afán de superación y estímulo que les motive en su búsqueda de alcanzar un objetivo, que no sea otro que el ser buenos bailarines, haciéndoles disfrutar para ello del momento mágico de mostrar en un escenario profesional todo lo aprendido durante el curso y representar a su vez su bautismo de fuego frente a un numeroso público.

Llegar a este propósito es fundamental para que en un futuro puedan aspirar a cursar la carrera profesional de danza, como ya lo están realizando algunos de los alumnos que han ido pasando por la escuela, y se dedican de lleno a la danza o a cursar estudios en el conservatorio profesional de danza de Granada.

 

Contactar